Feliz Navidad

Colores para el amor

Seguramente, al intentar encontrar un color que identifique al amor, el pensamiento correrá por instinto en busca del rojo, de ahí que sea un tono tan solicitado si de decorar bodas se trata. Pero, aunque se pudiera culpar de dicha sugestión a los habituales decorados de San Valentín y a todo el revuelo que ocasiona, cada año, la esperada jornada de los enamorados, resulta muy atrayente la energía, vitalidad, pasión y alegría que suele trasmitir esta especial coloración.

Sin embargo… ¡qué aburrido sería si todas las ceremonias de casamiento, esos añorados eventos que constituyen la celebración por excelencia del amor, fueran adornadas solo con detalles en rojo! Por suerte esto no sucede así. Los novios han aprendido a valorar el significado de cada tono cromático y los efectos que estos tienen en sus vidas, al punto de teñir las nupcias con los matices menos pensados y así otorgarle, sin imaginarlo, infinidad de colores al amor.

……………………………………………………

Existen muchísimas formas de elegir la tonalidad ideal para la decoración de una ceremonia de casamiento y su posterior recepción. Más en ocasiones la selección se dificulta y ocurren retrasos en el inicio de los preparativos, pues de los esmaltes que se escojan y sus respectivas combinaciones, dependerán detalles de relevancia como las invitaciones, las flores empleadas en ramos y centros de mesa, la iluminación de la fiesta, la mantelería.

Algunas parejas deciden mezclar el color favorito de ambos, o eligen alguno que tenga mucho significado para ellos; mientras que otras, más osadas, se arriesgan con el Pantone, designado por los expertos en diseño como el tono del año para las bodas.

Este tema, que pudiera parecer algo trivial y de fácil resolución, se complica cuando los novios salen en busca del color perfecto, ese que adorne el día más feliz de sus vidas no solo con su belleza, sino con todo cuanto lleva implícito.

Una investigación más abarcadora los llevaría a conocer que el blanco, color estrella de estas celebraciones, significa inocencia, bondad y pureza; que el violeta es humildad, tolerancia, sabiduría e intuición; que el naranja transmite confianza, vigor y alegría; o que el amarillo representa luz, inteligencia, constancia, nobleza, y brinda una sensación de jovialidad y bienestar.

Mas, si dicha indagación solo aumentara la duda, una vez que los futuros esposos se reúnan con el decorador, este les podrá aconsejar sobre sus mejores opciones de acuerdo con el estilo decorativo, el lugar, la hora y la época del año en que se celebrará el evento.

Por ejemplo, la mayor parte de las bodas se llevan a cabo en primavera y verano, estaciones en las que se recomiendan las ornamentaciones en azul, verde, agua marina y rosa. Además de los tonos pastel, que son perfectos también para esos meses, funciona muy bien el violeta, color equilibrado que resulta excelente lo mismo para ceremonias matutinas y primaverales, que para las nocturnas, a las cuales otorga mucha vitalidad.

Mientras, en las estaciones de otoño e invierno, se invita a elegir tonos algo más cálidos, como los rojizos o anaranjados. También con el dorado (sabiduría y riqueza) y el plateado (paz y sobriedad) se pueden lograr combinaciones muy elegantes durante esta época, sobre todo en las celebraciones de noche.

Pero si de elegancia se trata, el color ganador es el negro, que combina fácilmente con cualquier otro y es ideal para bodas en salones interiores, lo cual situaría ahora la elección en función del lugar de la festividad.

En este sentido, si el casamiento se desarrollara en un jardín, terraza o cualquier espacio al aire libre, lo mejor sería utilizar los tonos naturales allí presentes y agregar solo flores y adornos en coloraciones similares, como podrían ser el amarillo y el verde (tranquilidad, frescura y dinamismo), cuya paleta permite la combinación de distintos matices en los elementos de la decoración, gracias a su amplitud.

Por otra parte, si la elección depende del estilo de la boda, los novios más clásicos se decidirán seguro por el blanco como protagonista, mezclado con tonalidades rosa y pasteles como el azul y el melocotón. Aunque en el verano, sobre todo, los amarillo limón, mandarina y turquesa, otorgan mucha belleza a este tipo de ceremonias más tradicionales dentro de los estándares decorativos.

Mientras, si la pareja decide unirse a los seguidores del vintage (estilo que cada vez gana más adeptos en este campo), los expertos recomiendan para este año el verde menta, mezclado con blancos, corales y champagne, para dar frescura a cada detalle de la ornamentación, especialmente a los típicos jarrones, botellas y regaderas que lo identifican.

……………………………………………………

Diversos sitios y páginas web sobre el tema han seleccionado algunos colores que por su belleza, glamour o rareza, se han puesto de moda en las bodas de este 2017, como son, por ejemplo, el rosa palo o rosa quartz, tono romántico que ha resultado una excelente opción para esas ceremonias de ensueño, donde todo el decorado transmite ternura e inocencia.

Las listas abarcan también diversas tonalidades de azul como el llamado serenity (muy suave), ideal para casamientos primaverales; el snorkel (más cerca del azul marino), perfecto para ceremonias en exterior y combinado con el blanco; y el agua marina, cuya capacidad de acoplamiento lo hace aplicable a cualquier tipo de salón.

Figuran además opciones como el gris perla, color elegante que, combinado con blanco, puede usarse para manteles, servilletas, flores, y hasta los trajes de las damas de honor. Asimismo los tonos corales, mantequilla, café y bronce, han destacado en detalles del pastel, las invitaciones, la iluminación, las tarjetas con la locación de los invitados y hasta en el vestido de la novia.

……………………………………………………

Una vez seleccionados los esmaltes, existen tres vías para combinarlos de modo equilibrado: contrastándolos, buscando que pertenezcan al mismo espectro de luz o eligiendo un solo color y sus diversas tonalidades.

La idea es lograr la armonía y atmósfera deseada tiñendo cada rincón con la pincelada perfecta, esa que impregne todo con el empeño y la dedicación con que fue seleccionada y que sirva no solo para adornar ese día especial, sino para mostrar, que el amor, también puede vestir de verde, azul, gris o negro.

“Su satisfacción y la de sus invitados
nuestra mejor recomendación.”